Un avión comercial ruso se estrelló poco después de despegar de un aeropuerto en Moscú, matando a las 71 personas a bordo.
La aeronave, operada por Saratov Airlines, despareció del radar momentos después de despegar del aeropuerto Domodedovo, en la capital de Rusia.
El jet regional, An-148 se dirigía a la ciudad de Orsk, en los montes Urales.
Los servicios de emergencia informaron a la agencia Interfax del accidente y que “no había posibilidad” de que alguien hubiese sobrevivido.
Según los reportes, el avión cayó cerca de la localidad de Argunovo, unos 80 km al sureste de Moscú.
La causa del accidente no está clara. Los investigadores y servicios de emergencias están trabajando en una vasta área cubierta por la nieve, en la que hallaron piezas del avión y cuerpos.
Una de las cajas negras del avión fue recuperada, dijeron funcionarios.