Uno de los más viejos problemas del béisbol profesional dominicano es el mercado negro de boletas. Ellos acaparan tickets para los juegos buenos y los revenden al público con frecuencia al triple del precio original.
En ocasiones se ha pensado que detrás de este negocio hay un pez gordo, un “inversionista” de marca mayor que auspicia grandes compras en las fechas especiales.
Los revendedores de boletas del “Mercado Negro” no se califican de tan villanos como los ven algunos fanáticos que asisten principalmente a los partidos del estadio Quisqueya Juan Marichal en el torneo de Béisbol Profesional Dominicano.
Un grupo de 150 hombres organizados en la “Asociación de Revendedores de Boletas (Asorembol)”, dicenque invierten más de un millón de pesos para los llamados juegos premium, como son los de Licey y Águilas y Licey-Escogido.
(Esta noche juegan Licey y Águilas. Listín hizo un sondeo ayer tarde con fines de precisar los precios del mercado negro para este jueves: los palcos de 800 pesos estaban a 2,700, los palcos corporativos de 1000 a 3,500, las boletas de palcos AA de 550 a 1,000).
Ellos creen que “son un soporte” al llamado pasatiempo nacional. Cada miembro invierte dependiendo las boletas que consiga para revender. Algunos revendedores informaron a este matutino que invierten cuantiosa cantidad de dinero, con un mínimo de 25 mil pesos por un juego.
Para un partido reciente entre Licey y Escogido, más de una docena de revendedores pedían un máximo de 2,000 pesos por una boleta de palco A, con asiento situado detrás de los dugouts, ofrecían boletos a 150 pesos para el bleacher. Pese a que según algunos de los revendedores, todo depende la hora y si quedan boletas entre sus miembros. Es decir que a menor boletas entre ellos estás tienen una mayor demanda y su valor se incrementa.
Las boletas de palco A en la ventanilla del Estadio Quisqueya y tiendas autorizadas tienen un costo de 800 pesos para Licey y el precio de un ticket de bleacher es de 100 pesos. Mientras que el palco AA tenía un costo de mil pesos, 500 pesos más que el precio normal, que es de 500 pesos.
Las preferencias, los miembros del Asorembol la tenían la noche del pasado lunes a 600 pesos, 300 más que lo normal. Mientras que las de ampliación costaban 300 pesos, 200 pesos más que cuando el fanático la compra en la ventanilla.
En ese partido de Licey y Escogido en las ventanillas del estadio solamente quedaban del área de bleacher.
Mientras que para el partido del domingo entre Licey y Águilas las boletas oscilaban entre 2,500 los palcos A, los AA costaban entre 1,500 pesos, mientras que las preferencias andaban entre los 1,200 pesos. Los Bleachers y Ampliación oscilaban entre los 600 pesos, aun cuando el costo normal era de 100 pesos.
Pero el clima les jugó sucio y esas boletas casi no se vendieron, porque desde bien temprano del domingo cayó mucha agua , que a la postre dio por suspendido el partido.
Lidom dice mercado opera ilegal
Para la temporada del 2018-2019 la Lidom plantea que las boletas se vendan también por internet, tal cual lo comenzó a hacer el equipo de los Leones del Escogido en la presente estación. Esa es la meta del nuevo presidente de la liga, Vitelio Mejía.

“No estamos de espalda al Mercado Negro, que de hecho opera de manera ilegal”, dijo Vitelio. “Ya estamos haciendo los amarres para que los equipos vendan todas sus boletas por internet, como lo están haciendo los Leones del Escogido desde la presente temporada”.
Agregó que si “tu puedes desde la comodidad de la oficina comprar un vuelo a cualquier país del mundo, entonces porque no puedes comprar dos boletas de la misma manera. A la medida que los equipos den esa facilidad a los fanáticos, el tema de las reventas del Mercado Negro puede ir mermando”.
Vitelio aseguró que el tema de las reventas de las boletas es una solución compleja, por lo que desde su llegada a la presidencia de la Lidom están trabajando para que merme ese tipo de acción. Dijo que eso tiene implicaciones sociales.
Listin Diario