Un comerciante de 63 años fue estrangulado en el interior de su negocio en Nagua y, según la Policía,  cinco personas han sido interrogadas.
El comerciante Domingo Rafael Henríquez Vásquez (Fello), fue hallado muerto dentro de una surtidora de su propiedad en la urbanización Toribio Camilo de esa ciudad y de acuerdo con informaciones fue para robarle 35 mil pesos.
El médico legista actuante en el caso certificó que Henríquez Vásquez murió a causa de estrangulamiento con un cordón de nylon, y de un severo golpe en la cara.
 Allegados al comerciante dijeron a las autoridades que éste compartió la noche del sábado con varias personas y que cerca de la media noche se retiró a dormir.
Explicaron que Henríquez Vásquez había dicho en público que hoy lunes tenía que pagar 40 mil pesos, pero que ya había reunido 35 mil,  los cuales tenía guardados en su establecimiento.
 El cadáver de fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense en San Francisco de Macorís.